Antena Dipolo de media onda

Los dípolos de media onda (y sus múltiplos impares) tienen en el punto de alimentación una impedancia, teórica de 75 ohmios que al ser parecida a la del transmisor (50 ohmios) nos permitirá su alimentación sin problemas sin tener que recurrir a adaptadores de impedancia, en el peor de los casos la R.O.E. debería estar a 1,5.

        Si las ramas del dipolo se colocan en “V” invertida formando un angulo de 120 a 90 grados, su impedancia desciende acercándose hasta los 50 ohmios lo que parece ser ideal. No obstante se deforma ligeramente el lóbulo de radiación y al acercarse sus extremos al suelo u obstáculos adyacentes se empeora su rendimiento.

El calculo practico para una antena de 40 m. seria, eligiendo como frecuencia central los 7.050 Mhz:

L = 142,5/F        L = 142,5/7,050        L = 20,21 m.

        Esta será la longitud total del elemento radiante, pero como hay que alimentarlo en el centro, será necesario partirlo en dos, o sea cada rama tendrá:

l = L/2      l = 20,21/2         l = 10,105 m.

        Como la altura y los obstáculos influyen en la longitud, es conveniente cortarla un poco más larga e ir recortándola experimentalmente. Hay que tener en cuenta que si el dipolo se monta como “V” invertida habrá que reducir esta longitud. ¿Cuánto?, Dependerá del ángulo que formen sus ramas, los obstáculos y la influencia del suelo.

        La separación entre las dos ramas no es critica y puede ser de unos 5 ó 10 cm. Pero generalmente vendrá determinada por el tipo de aislador central que se emplee.

        El diámetro del cable a emplear no es critico ya que este solo afecta al ancho de banda, pero en bandas bajas su efecto es totalmente inapreciable, pero si que habrá de tenerse en cuenta la tracción mecánica que tendrá que soportar, para que las dilataciones sean lo menor posibles, 2,5 ó 4 mm2 será adecuado en instalaciones fijas, en portátiles o experimentales será suficiente 1,5 mm2 o incluso menos.

        Para mantener las características de la antena dipolo, lo ideal seria alimentarla con cable paralelo de 75 ohmios y un acoplador a la salida del equipo, pero lo habitual es hacerlo con cable coaxial de 50 ohmios, algunas veces también se usa el de 75 ohmios. En cualquier caso los primeros metros del cable de bajada deberán descender perpendicularmente a la antena.

        En el punto de alimentación es conveniente (pero prescindible) colocar un balum de relación 1:1 porque hay que tener en cuenta que la antena dipolo es simétrica y el cable coaxial asimétrico lo que deformaría el lóbulo de radiación. El balum, también unifica las dos ramas del dipolo en corriente continua y baja frecuencia lo que nos protege un poco ante las descargas atmosféricas y por último amortigua ligeramente los efectos de la diferencia de impedancia entre la antena y la línea de alimentación. Un balum normal de aire o ferrita nos cubrirá perfectamente de 10 a 80 metros y uno toroidal de 6 a 160 metros, esto nos facilitará el poner varios dipolos en paralelo formando la antena “bigote de gato”.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.